YOGA INTEGRAL
| |

YOGA INTEGRAL

Yoga es cambio. Yoga es cambiar para mejor. Yoga es un cambio para mejor que afecta al cuerpo, a la mente, y al intelecto. Cambiar para mejor se denomina mejora. El Yoga es un camino de superación personal. El Yoga es un camino de superación personal que trabaja sobre el cuerpo, la mente y el intelecto. La mejora es un viaje que no tiene fin. Luego de haber logrado algunas mejoras, siempre hay margen para más. El punto más allá del cual no es posible ninguna mejora adicional es la perfección. La perfección es la meta del viaje de superación personal. La perfección es el punto de referencia, en relación con el cual se debe buscar y evaluar toda mejora. Por suerte, tenemos ese punto de referencia dentro de nosotros. El punto de referencia es nuestra esencia divina, el alma. El alma no es sólo un punto de referencia. También es una guía que puede colocar al cuerpo, la mente y el intelecto en el camino de la perfección. Así, el Yoga es cambio que moldea el cuerpo, la mente y el intelecto a la luz del alma.

YOGA
| |

YOGA

La palabra yoga evoca algunas imágenes opuestas y aparentemente irreconciliables entre sí. La más común de ellas es la de algunas técnicas como asanas, pranayamas y meditación. La otra imagen es la de yoguis que han renunciado a la vida, que están en una búsqueda espiritual y pasan largos años en las montañas o en una cueva en busca de Dios. Actualmente, también está bastante de moda describir el yoga como una forma de vida. Cada una de estas imágenes tiene algo de verdad, y reconciliarlas no es tan difícil como parece. Veamos cómo podemos reconciliar técnicas, renuncia, Dios y una forma de vida.

ESPIRITUALIDAD
| |

ESPIRITUALIDAD

La palabra «espiritualidad» ha sido derivada de la palabra «espíritu». El espíritu es invisible, o al menos no es evidente, y sin embargo es algo vital, algo que podríamos llamar la esencia. Por ejemplo, cuando decimos que el espíritu del pintor está presente en su cuadro, lo que queremos decir es que aunque lo evidente sea sólo un paisaje o un retrato, una parte del pintor está también presente en su obra.