The Call Beyond

Edición en español

Septiembre 2020

El cambio comienza desde adentro

En todas las épocas, culturas, religiones y tradiciones espirituales, los más grandes sabios y líderes han estado de acuerdo en un principio universal: el cambio comienza desde adentro. Hay muchas razones para esto. Exploraremos varias de ellas.

Una de las razones más básicas es que no podemos controlar a los demás. Solo podemos controlarnos a nosotros mismos. Cuando intentamos controlar a los demás, estamos yendo en contra de la corriente de la vida. Estamos tratando de moldear el mundo como creemos que idealmente debería ser. Sin embargo, con 8 mil millones de personas en el planeta, ¿cómo puede cualquiera de nosotros pretender saber individualmente qué es lo mejor para otra persona? No podemos. Mucho menos esperar que otros sepan lo que es mejor para nosotros. Ésta es una de las razones por las que tantas personas que intentan «cambiar el mundo» terminan frustradas o enojadas….

The Call Beyond

Agosto 2020

Qué es Prana?

«…En pocas palabras, es el Prana lo que transforma un trozo de «arcilla» en una máquina autopropulsada, autoregulada, autocurativa, automotivada, que se perpetúa a sí misma. Nuestra voluntad consciente, nuestra torpe y defectuosa voluntad, de la que estamos tan orgullosos, no es necesaria para ninguno de estos maravillosos y misteriosos atributos de la vida. Nuestra fuerza de voluntad no puede controlar las operaciones del Prana. Por otro lado, el Prana es esencial para la expresión de la fuerza de voluntad. En el curso de la evolución, el Prana apareció mucho antes que la fuerza de voluntad, y permanecerá por más tiempo. El Prana es el puente entre el cuerpo y la mente.

Es este Prana que el yogi busca controlar a través de su fuerza de voluntad. Obviamente, para poder hacerlo, su fuerza de voluntad necesita alinearse con un Poder Superior…»

The Call Beyond - Prana

Agosto 2020

Amistad verdadera

Me piden que explique lo que esto significa. ¡Me siento tentada a decirles todo tipo de cosas paradójicas! Pero aún así…

De todas maneras, escribí esto con algo en mente que generalmente se olvida: uno le pide a sus amigos y a quienes lo rodean que no sean lo que son sino lo que nos gustaría que ellos fueran: uno puede elaborar un ideal para uno mismo y querer aplicarlo a todos, pero … Esto me recuerda al hijo de Tolstoi a quien conocí en Japón y que estaba dando la vuelta al mundo con la esperanza de lograr la unidad entre los hombres. Sus intenciones eran excelentes, ¡pero su forma de hacerlo parecía menos feliz! Dijo con una seriedad imperturbable que si todos hablaran el mismo idioma, si todos se vistieran de la misma manera, comieran de la misma manera y se comportaran de la misma manera, ¡eso inevitablemente produciría la unidad! Y cuando se le preguntó cómo planeaba realizar esto, respondió que sería suficiente ir de pueblo en pueblo predicando un lenguaje nuevo pero universal, un vestido nuevo pero universal y hábitos nuevos pero universales. Eso fue todo … ¡Y eso era lo que pretendía hacer!