El Mundo es Una Obra en Proceso

OCTUBRE 2023

VOLUMEN 4 No.10

EDITORIAL

Se suele decir que la vida es un juego. También se dice que toda la creación participa involuntariamente en un juego o “leela”, que juega el Creador. ¿Qué tipo de juegos son estos? ¿Tienen estos juegos algún parecido con el ajedrez?

El ajedrez es un juego que implica estrategia, un juego en el que «nada» está oculto, un juego en el que ganar no es fruto del azar. Sólo hay dos jugadores, y para ganar es necesario amenazar al rey del oponente con una captura ineludible.

En el “leela” del Creador hay un diseño, aunque no una estrategia; y nada está oculto al Creador. El tablero es “inconmensurable” y cada uno de nosotros es “un peón más que viene destinado a ser empujado”, dice Sri Aurobindo en su poema épico Savitri (Libro 1, Canto 2, p. 18, líneas 248-250). Pero no puede haber ni ganador ni perdedor, porque no hay otro con quien el Creador tenga que competir. Sin embargo, lo que hace que el juego sea interesante es que el ser humano ha sido diseñado para ser algo más que un simple peón al que manipular. Dentro de cada ser humano están plantados dos jugadores. Uno de ellos, el yo superficial, aparentemente hace todos los movimientos inteligentes con su ejército del cuerpo y la mente para proteger a su rey, el Ego, de ser capturado. El otro, el Yo más profundo, se mueve bastante silenciosamente con su ejército de Verdad, confiado en que su rey, el Amor, no puede ser capturado. El juego comienza cuando el yo toma conciencia del Ser. El descubrimiento ocurre cuando una reveladora “luz cae sobre nuestras vidas afligidas e insatisfechas” (Savitri, Libro 2, Canto 11, pág. 261, línea 67). Sin embargo, eso es sólo el comienzo. Nuestra mente tiene un millón de estrategias para evitar la captura del Ego, una de ellas es la acumulación de un vasto cuerpo de conocimiento científico que reduce lo Infinito “al cuadrado y al cubo” (Savitri, Libro 2, Canto 11, pág. 269, línea 325). La búsqueda del conocimiento científico conduce a muchas desviaciones y digresiones divertidas, pero sólo conduce a verdades que uno puede «encontrar y retener, pero no a la Verdad Única» (Savitri, Libro 2, Canto 11, pág. 271, línea 394). El resultado es que aunque el ser humano pueda no sentirse empujado, indefenso, como un peón, en realidad está «Zigzagueando ante el gesto de una Voluntad ajedrecista / A través del tablero de ajedrez del destino cósmico» (Savitri, Libro 2, Canto 11, pág. 270, líneas 363-364). El zigzagueo sólo prolonga el juego, mientras el Ser trabaja silenciosamente por dulce seducción utilizando el Poder de la Verdad, el Poder que no necesita la muleta de la estrategia. Al final de la vida, se acaba el tiempo y el juego finaliza con un poco más de autoconocimiento que cuando comenzó. El juego termina, pero continúa en la siguiente vida, y así sigue vida tras vida, hasta que el yo admite la derrota, feliz y voluntariamente. La persona se vuelve una con su Yo más profundo. El Ego separativo ha sido capturado y reemplazado por el Amor inspirado por la identificación del yo con el Ser, la realización de la unidad del yo con todos los demás. El individuo sigue participando en el juego, pero no como un peón indefenso.

Antes de que comience el juego, el individuo se identifica con su yo. El juego comienza cuando la persona descubre un oponente en su interior. El juego termina con la realización de que el oponente es la verdadera identidad de la persona. La persona comienza con la sensación de que es uno, y termina con la realización de ser Uno. Entre los dos extremos está la fase de división, la fase en la que el yo juega un juego diseñado por el Creador para llevar al individuo desde el autodescubrimiento, pasando por el autoconocimiento, hasta la autorrealización. El juego dura varias vidas, pero su final está fijado. Cómo comienzan y terminan los juegos individuales es el juego que juega el Creador. Así pues, hay juegos dentro de un juego, ambos con algunas características del ajedrez.

 

 

…………………………………………………………………………………………………………………………..

Publicado por primera vez en la columna Speaking Tree de “The Times of India” el 28 de agosto de 2023. Enlace: https://www.speakingtree.in/article/does-life-seem-like-a-game-of-chess

……………………………………………………………………………………………………………………………

 

Versión Libre de NB Traducciones